¡A Caicedo le gusta pegarles a las mujeres!

0
263
A través de este panfleto un grupo de mujeres de la ciudad desnudan el verdadero comportamiento de Carlos Caicedo, a quien señala de maltratar físicamente a sus esposas.

El mismo patrón de conducta de maltrato a la mujer lo tienen el alcalde Martínez  y su abogado el homosexual José Alejandro Arias. Las víctimas de Caicedo fueron su primera esposa Luisa Margarita Gil y la mama de sus hijos Elisa Villarroel, al igual que su secretaria Virna Jhonson. Martínez hizo renunciar a la Directora de Movilidad y acosa a la abogada Vanessa Bermúdez, quien tuvo que ser internada en una clínica. Arias maltrataba a su primera esposa Mari Carmen y la tiene amenazada de muerte.

Las mujeres que siempre han rodeado al ex alcalde y hoy candidato a la Gobernación del Magdalena, Carlos Caicedo Omar, han sido víctima de maltrato físico y verbal, acoso laboral y desprestigio.

Y aunque muchos considerarán que se trata de un aspecto de su vida íntima, es inocultable que esas mujeres que lo han acompañado a lo largo de su vida han tenido que apartarse de él,  al no aguantar más sus malos tratos, su esquizofrénico comportamiento producto del consumo de sustancias psicoactivas y hasta sus “espaturradas” en medio de sus alocadas borracheras.

Una de sus primeras víctimas fue su primera esposa Luisa Margarita Gil Olaya, una bumanguesa, que lo acompañó en sus primeros días de reinsertado de la guerrilla,  y a quien tuvo a su lado en la Gobernación del Magdalena cuando estuvo primero como secretario general del ex gobernador Jorge Caballero y después como jefe del Plan Torniquete.

A Luisa Margarita, Caicedo permanentemente la cogía a trompadas y esta tenía que ir a la Gobernación con gafas oscuras para simular los golpes que su marido le daba cuando ésta se resistía a consumir droga. En medio de esas riñas que protagonizaban Inés Margarita estando en estado de embarazo recibió una patada de Caicedo que la hizo perder su bebé.

Posteriormente, trascendió que la mujer cansada de tato maltrato de su marido llamó a sus padres en Bucaramanga y estos vinieron por ello, ante el temor de un desenlace fatal. Se conoció que Inés Margarita estuvo a punto de dispararle a Caicedo cuando este llegaba a su casa, en donde la mujer lo esperaba para desquitársela de la golpiza que le había dado, afortunadamente su escolta alcanzó a arrebatarle el revolver a tiempo.

Su segunda esposa, Elisa Villarroel sufrió el mismo calvario. A Elisa, según declaraciones de su vecino el ex congresista Alfonso Escobar, la hacía salir corriendo a la calle en ropa interior y dando gritos. Su autoestima llegó a tal punto que decidió separase de él.

Dicen que Elisa, pese a sufrir sus golpizas, supo blindarse tanto de futuras agresiones que tiene bajo custodia en su poder documentos que comprometen a Caicedo con la justicia, producto de todas las acciones delictivas cometidas en el ejercicio de su labor como funcionario público, incluso los asesinatos de los cuales se le acusa durante su rectoría en la Universidad del Magdalena.

A Elisa Caicedo la enamoró siendo esta estudiante de la Alma Mater, a donde ingresó procedente de la ciudad de Valledupar.

Otra de las víctimas de su desquiciado comportamiento es la actual candidata a la alcaldía por su movimiento político Virna Liz Jhonson.

Virna fue su asistente en la Rectoría de la Universidad del Magdalena; no había que no terminara sin que Caicedo la gritara, la maltratara y ofendiera verbalmente y le tirara los documentos al piso en una actitud de humillación a su desempeño.

El estado de nervios en que esta pobre mujer permanecía era realmente lamentable, lloraba a diario y aun así idolatraba a su jefe en una especie de masoquismo.

Ahora, de quien dicen estar pasando por una situación similar es su nueva novia la joven Alexandra Palencia, otra joven universitaria de la Universidad del Magdalena.

EL MISMO PATRÓN DE CONDUCTA

Tal vez producto de  las enseñanzas de su jefe; el alcalde Rafael Martínez parece haber adoptado su misma conducta agresiva.

Eso se comenzó a evidenciar en la posición que Martínez asumió al retomar la Alcaldía. Inmediatamente inició una persecución laboral en contra de los secretarios nombrados por Rugeles y en particular contra las mujeres.

La semana pasada la directora de Movilidad, Claudia García, renunció producto del acoso laboral al que fue sometida por parte del Alcalde, quien por intermedio de su abogado José Alejandro Arias, también con problemas de esfínter, presentó una denuncia en la fiscalía por Injuria y Calumnia en contra de la ex funcionaria.

Claudia García, ex directora de Movilidad también han sido víctimas de maltrato y acoso laboral por parte del alcalde Martínez, quien hace todo lo que le ordena Caicedo.

Martínez, primero la denunció y después le quitó las funciones del cargo hasta que la mujer no aguantó más tanta presión y decidió presentar su carta de renuncia.

Ya Martínez había intentado lo mismo con la ex viceprocuradora Martha Castañeda Curvelo, a quien trasladó del cargo a otro de menor grado, lo mismo que a la jefa de cultura Sindy Zawady.

Vanessa Bermudez, asignada a Cultura. Víctima de maltrato y acoso laboral por parte de Carlos Caicedo.

Lo mismo hizo con la abogada Vanessa Bermúdez, contra quien inició una persecución sistemática y acoso laboral a tal punto que la abogada tuvo que ser incapacitada e internada en una clínica por el estado de nervio que provocaron los ataques en su contra.

Cabe destacar que el mismo patrón de conducta de Caicedo y Arias, lo tiene José Alejandro Arias Cañón, quien además de ser homosexual no gusta tampoco de las mujeres. A su primera esposa Mari Carmen, la maltrataba, y después que la abandonó  la hizo embargar y la tiene amenazada de muerte.

Vanessa Bermudez, asignada a Cultura. Víctima de maltrato y acoso laboral por parte de Carlos