Las movidas políticas de “Paca” en la campaña

0
30

Además de ser el enlace con el terrorista Iván Márquez, para recibir apoyo político y económico del grupo guerrillero FARC, Carmen Patricia Caicedo Omar, hermana del aspirante a la gobernación del Magdalena Carlos Caicedo, es quien lleva los hilos de las relaciones políticas y los acuerdos del movimiento Fuerza Ciudadana.

Redacción Política

EL AVISPÓN

La señora “Paca” como la conocen en el mundo político y delincuencial al que perteneció en su época de juventud, es desmovilizada de un grupo guerrillero y decidió volver a la vida civil auspiciada por su hermano, cuando empezó a probar el poder en la Universidad del Magdalena.

Fue concejal de Santa Marta para el periodo en que Juan Pablo Diazgranados fue alcalde de Santa Marta y luego se lanzó se ahogó y tras una jugada volvió al Concejo en el periodo de Caicedo.

Cuando las relaciones de Carlos Caicedo y el Concejo de Santa Marta pasaban por su peor momento la concejala Patricia Caicedo, luego de una jugada maestra logró sacar de su curul al concejal Leonard García y empezó a manejar los hilos políticos junto a su cuñada Elisa Villarroel, juntas armaron la nueva mayoría que para el remate del gobierno le funcionó como un relojito suizo a Caicedo.

Pese a que en la campaña por la alcaldía, Paca no apoyó a su hermano, después de un tiempo de distanciamiento y tras su regreso a la corporación, los hermanos se reconciliaron y se pidieron perdón, para de ahí en adelante empezar un trabajo conjunto por manejar los hilos políticos de Santa Marta y fijar la mira hacia el Magdalena.

Era ella quien manejaba las mayorías y rápidamente empezó a conquistar a sus compañeros convirtiéndolos en los buñuelos distanciándose algunos, pero enmermelando a otros con dadivas económicas, entregadas por su poderosa cuñada y burocracia y cargos públicos entregados por Caicedo en la administración distrital.

Luego de un tiempo se convirtió en la jefe de debate de la campaña del hoy alcalde Rafael Martínez, ahijado y títere político de su hermano Carlos, en esa administración la Paca fue directora del DADSA antes de su renuncia para su accidentada aspiración a la Cámara de Representantes, donde luego de ser la anfitriona de una concentración política de apoyo al para entonces candidato al senado Iván Márquez, sepultó sus aspiraciones y fue llevada al ostracismo destinada a solo manejar los hilos políticos de Fuerza Ciudadana.

A principios de 2019 cuando apenas sonaban las aspiraciones a la alcaldía, su hermano anunció que sería una mujer la aspirara a seguir llevando las banderas del Cambio, todos al interior del movimiento aseguraban que la ungida seria Paca, pero su hermano haciendo honores a su vocación de traidor, escogió a quien hoy ostenta la camiseta naranja Virna Jhonson, quien al parecer si está dispuesta      someterse al maltrato y al manejo marionetisitico que representa ser alguien cercano a Carlos Caicedo.

Tras su fracaso como candidata a la Cámara de Representantes y al no ser la elegida por Fuerza Ciudadana para la alcaldía, a PACA no le quedó más que aspirar a una curul en el concejo, pero en cuerpo ajeno de su marido Carlos Elías Robles, quien tiene en su carrera un par de peleas con su cuñado y más nada, siempre ha sido un aprovechado de las jugadas políticas de su mujer y ha ocupado los cargos que ella ha conseguido.

Paca sabe que con el “Pato” en el concejo tiene una ficha clave en caso de que Virna por órdenes de su hermano le dé una patada y le haga pistola.

Caicedo no la muestra públicamente pero internamente se conoce como la responsable de cerrar los acuerdos con los grupos políticos locales y regionales para fortalecer las aspiraciones de su hermano.

PACA además maneja las relaciones con el nivel nacional toda vez que fue directiva del partido Alianza verde del que fue concejal, sin embargo, el poder en esa colectividad no le ha servido de a muchos porque pugnas locales los tienen divididos.