Por eso nadie les cree. Un fraude pagado con contratos resultó la encuesta del CNC y CM&

0
213

Ambas entidades aparecen contratadas por la Alcaldía durante la administración de Caicedo *La más reciente encuesta de intención de votos presenta resultados similares a la medición hecha en las elecciones presidenciales con cifras falsas

Redacción Política EL AVISPÓN

 La encuesta que ha venido mostrando el Centro Nacional de Consultoría en alianza con el noticiero de televisión CM&; resultó ser todo un fraude orquestado por el ex alcalde Caicedo para tratar de “torcer” la verdadera intención de voto de samarios y magdalenenses.

Los recientes resultados revelados por la empresa encuestadora y que dan como ganadora a la candidata a la Alcaldía Virna Jhonson con un margen de diferencia de 43% frente a su más cercano opositor, el también candidato a la Alcaldía Juan Carlos Palacio, demuestra la manera amañada como se ha querido generar tendencia hacia la candidata del continuismo.

Lo mismo ya estaría diseñado y sería revelado esta misma semana, para el caso de candidatos a la Gobernación, en donde muy seguramente el ex alcalde Caicedo marcará el mayor porcentaje en intención de votos, muy a pesar de haber inscrito su candidatura estando inhabilitado en primera instancia por la Procuraduría General de la Nación y estar cobijado con una medida restrictiva de la libertad por el homicidio del estudiante universitario Hugo Maduro.

La razón de esos resultados es nada más y nada menos que los contratos otorgados durante su administración por el ex alcalde Caicedo tanto al Centro Nacional de Consultoría como a la Fundación de propiedad de Yamid Amad Jr, hijo del mayor accionista del noticiero de televisión CM&.

Además, un fallo del Consejo de Estado a una tutela impetrada por el abogado Miguel Martínez, responde a la inquietud sobre los resultados de una encuesta realizada en el pasado y en cuyos resultados de medición lo excluyeron, que las empresas encuestadores como el CNC son entidades de carácter privado y que los resultados de sus mediciones obedecen al capricho de quien las paga.

Es decir, solo el que paga una encuesta tiene derecho a dar como ganador al candidato de su preferencia. En otras palabras, ninguno manda a hacer una encuesta para perderla, cuando ha pagado para ello.

En el caso particular de la Alcaldía de Santa Marta es apenas obvio que tanto las encuestas de intención de votos como las que se realizan para conocer el porcentaje de gestión de los alcaldes, van a favorecer a su contratante, incurriendo en un engaño a la ciudadanía.

Cabe destacar que la encuesta reciente, parece corresponder  a un patrón de encuestas ya establecido, pues se muestra similar con resultados parecidos a la encuesta realizada para presidencia  en la que colocaban a Petro con un porcentaje de favorabilidad del 32% y a Duque con el 15%, y quien finalmente resultó elegido Presidente de la República.

FRAUDE AL ELECTOR

Imágenes de la noticia publicada por El Espectador en febrero de 2015 sobre el contrato asignado por la Alcaldía de Caicedo, al Centro Nacional de Consultoría, con el que comenzó a “comprar” a esta entidad de carácter privado los resultados de las famosas encuesta de medición.

Expertos en la materia señalan que con la publicación de este tipo de encuestas amañadas se estaría cometiendo un fraude electoral al inducir al elector a votar por cierto candidato.

No es cierto, según los expertos que la candidata Virna Jhonson encabece la preferencia de votos con un margen tan amplio frente a su más cercano opositor, pero la intención delos promotores de su candidatura es provocar esa percepción en el elector para inducirlo a votar por ella independientemente que no se le conozca una propuesta contundente que llame la atención del ciudadano.

Esta candidata además, presenta varias imputaciones judiciales en su contra por presuntos malos manejos cuando estuvo al frente de la Secretaría de Hacienda Distrital y del SETP y cargo sobre sus espaldas el lastre de una administración corrupta en la que se han cometido todo tipo de irregularidades y desfalco al erario.

En los primeros años de la administración de su mentor y jefe político las encuestas del CNC y de CM&, calificaban a Caicedo como la peor; pero a partir de 2015 fecha en la que se le adjudica el primer contrato a la empresa encuestadora el porcentaje de favorabilidad comenzó a cambiar.

En febrero de ese año, el Centro Nacional de Consultoría, CNC, recibió el primer contrato de la Alcaldía de Santa Marta, para en convenio con la Universidad del Valle y el Programa para Afrodescendientes e Indígenas de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, realizar un estudio “para el desarrollo de justicia social a las comunidades afro en la capital del departamento del Magdalena”.

Fue un ejercicio de caracterización, del que se desconocen resultados concretos y  que pretendió analizar la situación económica y social de la población afrodescendiente en esta ciudad.

La iniciativa, que surgió en 2012 durante la construcción del Plan de Desarrollo Local, “Equidad para todos, primero los Niños y las Niñas”, tuvo como propósito crear una base de datos con estadísticas puntuales que sirvieran como insumo para el diseño de políticas públicas. Esas políticas públicas todavía no se conocen.

La caracterización de la población fue aplicada supuestamente a los habitantes de los barrios María Eugenia, Vista Hermosa, Bastidas y San Jorge. Posteriormente se realizó en los barrios Cristo Rey, El Divino Niño, San Fernando, San José, Don Jaca, Chimila (primer sector) Pescaíto, San Pablo, Bello Horizonte, Pantano, Olaya y Bellavista.

Esa sería entonces, la razón por la cual las encuestas del CNC y CM& siempre favorecerán a la administración del continuismo.