Virna no aguantó la presión de su “jefe” y le dio una isquemia

0
3704

El viernes fue remitida a Bogotá a hacerse unos chequeos en la Clínica Marly. El pavor que le tiene a Caicedo le produjo una crisis hipertensiva severa. “Será que tiene la gran cara denegarlo”? es la pregunta del millón.

La candidata a la Alcaldía de Fuerza Ciudadana, súbdita vitalicia de Carlos Caicedo, sufrió en días pasado una leve isquemia que obligaron a los médicos remitirla a Bogotá a unos análisis más rigurosos de su estado de salud.

La candidata estaba en plena actividad proselitista cuando sufrió una crisis severa hipertensiva que le ocasionó un leve desmayo y tuvo que ser trasladada a una clínica de la ciudad de Santa Marta, donde recibió atención médica inmediata.

Su médico especialista en neurología le dictaminó una pequeña lesión cardiovascular y de inmediato la remitió a la ciudad de Bogotá a donde fue llevada en estado consciente a la realización de unos chequeos en la clínica Marly el pasado viernes.

Al cierre de esta edición, EL AVISPÓN no había podido tener acceso a los resultados de los análisis, pero se conoció de manera extraoficial que el cuerpo facultativo de la prestigiosa clínica bogotana le recomendó reposo mientras estabilizaba su problema hipertensivo.

Un informante de la campaña política de Fuerza Ciudadana le dijo a EL AVISPÓN que, “la pobre Virna está sometida a un estado de nervios permanente, por el maltrato que recibe de Caicedo, quien permanentemente la está regañando y fustigando, diciéndole que no sirve para nada y que por ella van a perder la Alcaldía”. “Así quien no se enferma”, comentó el informante.

Virna como se recordará ha sido casi que toda su vida “el tambor delos golpes” de Caicedo, desde que era su asistente en la Rectoría de la Universidad del Magdalena recibía malos tratos y humillaciones e incluso la hacía llorar permanentemente, le tiraba los papeles al piso y además de maltratarla de palabras intentaba pegarle.

Virna Jhonson, candidata a la Alcaldía de Santa Marta, nótese en su cara el desmejoramiento de su semblante, se ve enferma de demacrada, producto de la alta presión a que está sometida por parte de Caicedo.

El cuento de que una vez le lanzó la engrapadora no es mentira; pues Caicedo es un tipo esquizofrénico con  serios problemas psiquiátricos, consumidor de drogas alucinógenas y cuando está piricopeao transforma su personalidad.

Informaciones dan cuenta que en los últimos días Caicedo anda tan desesperado por la inminente pérdida de sus dos candidaturas, y quien ha “pagado el pato” de su incontrolable mal genio ha sido Virna Jhonson, a quien de nada le han valido sus rezos de “amansa loco” y antes por el contrario se ha visto afectada seriamente en su salud.